Consideraciones sobre la determinación del período medio de pago a proveedores, en línea con la obligación establecida por la Resolución del ICAC, de 29 de enero de 2016 (BOE 4 febrero 2016) | Manuel Rejón

Consideraciones sobre la determinación del período medio de pago a proveedores, en línea con la obligación establecida por la Resolución del ICAC, de 29 de enero de 2016 (BOE 4 febrero 2016)

Hola a tod@s:

Hoy llega a este blog un post  de Salvador Sánchez, que es Profesor de la Universidad de Jaén, en la que imparte la asignatura de auditoría de cuentas y seguro que muchos de Uds. han recibido formación de Salvador en las corporaciones profesionales. Salvador es, además, el creador del que creo que es el mejor programa de auditoría para pymes que existe en España,S2A (pinchar en link para acceder a la web del programa), por lo menos, el que a mi más me gusta y ya he probado unos pocos. Quiero decir que coincido plenamente en sus conclusiones. Espero que disfrutéis con la lectura en las próximas líneas como yo he hecho y agradecer nuevamente a Salvador su magnífico trabajo. 

El problema del impago de las operaciones comerciales es uno de los principales problemas que afecta a las empresas, y de forma particular a las Pequeñas y Medianas, a las que le resulta más difícil acudir al crédito y la existencia de impagos supone un debilitamiento de su situación financiera. Esta circunstancia viene provocando en los últimos años la necesidad de plantear la presentación de concurso de acreedores, no por problemas económicos (rentabilidad), sino exclusivamente por la existencia de desequilibrios en su ciclo de tesorería que les impide continuar con su actividad.

Siendo consciente la Unión Europea de este problema, ya en mayo de 1995 se estableció una Recomendación relacionada con los plazos de pago en las transacciones comerciales.

Posteriormente, por medio de la Directiva 2000/35/CE, del Parlamento y del Consejo, de 29 de junio de 2000, se establecieron medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales[1]. Así, el artículo 3 de la mencionada norma señala lo siguiente:

“2. En el caso de algunos tipos de contrato que deberá definir la legislación nacional, los Estados miembros podrán fijar el plazo de exigibilidad del pago de los intereses en un máximo de 60 días cuando obliguen a las partes contratantes a no rebasar dicha demora o cuando fijen un tipo de interés obligatorio sustancialmente superior al tipo legal…

4. Los Estados miembros velarán por que, en interés de los acreedores y los competidores, existan medios adecuados y efectivos para evitar que sigan aplicándose cláusulas que resulten manifiestamente abusivas …”

En 2011 la Comisión Europea hizo pública la Directiva 2011/7/EU, de 16 de febrero de 2011, para combatir el retraso en los pagos de las operaciones comerciales, la cual sustituye a la del año 2000. En la misma se establece la obligatoriedad, para las administraciones públicas, de pagar a 30 días, si bien se establecen algunas circunstancias excepcionales, que permite ampliar este plazo a 60 días.

El artículo 3 de la mencionada norma establece lo siguiente:

“5. Los Estados miembros velarán por que el plazo de pago fijado en el contrato no exceda de 60 días naturales, salvo acuerdo expreso en contrario recogido en contrato y siempre que no sea manifiestamente abusivo para el acreedor…”

En consecuencia, resulta de obligado cumplimiento para todos los Estados Miembros el establecimiento de disposiciones favorables al cumplimiento de las obligaciones de pago derivadas de las operaciones comerciales.

Para el caso español, las primeras disposiciones al respecto aparecieron en la Ley 3/2004, de 29 de diciembre, por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales[2], la cual incorpora en el derecho interno la Directiva 2000/35/CE, del Parlamento y del Consejo, de 29 de junio de 2000, anteriormente referida. Así, en la disposición adicional tercera, se establecía lo siguiente:

“1. Todas las sociedades mercantiles incluirán de forma expresa en la memoria de sus cuentas anuales su período medio de pago a proveedores.

2. Las sociedades mercantiles cotizadas publicarán en su página web su periodo medio de pago a proveedores.

3. Las sociedades mercantiles que no sean cotizadas y no presenten cuentas anuales abreviadas publicarán su periodo medio de pago a proveedores en su página web, si la tienen.

4. El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, mediante resolución, indicará las adaptaciones que resulten necesarias, de acuerdo con lo previsto en esta ley, para que las sociedades mercantiles no encuadradas en el artículo 2.1 de la Ley Orgánica 2/2012, de 27 de abril, de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera apliquen adecuadamente la metodología de cálculo del periodo medio de pago a proveedores determinada por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. Dicha resolución requerirá informe previo a su aprobación por parte del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.”

Mediante Resolución de 29 de diciembre de 2010, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, de acuerdo con la Disposición Adicional Tercera «deber de información» de la Ley 152010, de 5 de julio, por la que se establecían medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales, y considerando lo establecido en la Disposición Transitoria Segunda de la mencionada Resolución, los Administradores debían recoger en la memoria de las cuentas anuales un detalle de los pagos a acreedores comerciales durante el ejercicio, así como también detalles del saldo pendiente de pago a la fecha de cierre, de acuerdo con el siguiente:

Salvador 1

Recientemente, mediante Resolución de 29 de enero de 2016, del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, se fijan otros contenidos mínimos en relación con la información a incorporar en la Memoria de las cuentas anuales referentes al período medio de pago a proveedores en operaciones comerciales, aplicable a los ejercicios iniciados a partir del 1 de enero de 2015.

Así, en la memoria de las cuentas anuales deberá aparecer el siguiente detalle:

Salvador 12

Teniendo presente que cada uno de estos datos deberá calcularse atendiendo a las siguientes particularidades:

- Período medio de pago a proveedores

Salvador 3

- Ratio de operaciones pagadas

Salvador 10

- Ratio de operaciones pendientes de pago

Salvador 4

Para el caso de las memorias abreviadas, deberá darse tan sólo información del período medio de pago a proveedores, el cual deberá calcularse siguiendo esta fórmula:

Salvador 11

En nuestra opinión, este último método de cálculo propuesto para la determinación del período medio de pago a proveedores no es el realmente correcto, dado que no deben relacionarse los valores de las compras con los saldos medios de proveedores en balance, toda vez que no se está teniendo en cuenta el IVA que grava estas operaciones, el cual si aparece en los saldos de balance (acreedores), pero no en los saldos de compras.

Es por ello que si no se tiene en cuenta esta circunstancia, la información que se obtiene al realizar estos cálculos es a todas luces incorrecta.

Entendemos que la fórmula correcta de cálculo debería ser la siguiente:

Salvador 7

Para justificar la anterior afirmación, partamos de un simple ejemplo:

-    Saldos iniciales pendientes de pago = 0 €

-    Saldos finales pendientes de pago = 50 € (50% de las compras –IVA Incluido-)

-    Compras realizadas durante el período = 100 € (IVA incluido), es decir, que el importe total de las compras ha ascendido a 82,64 € + IVA (21%)

-      Periodo medio de pago proveedores:

a) Método propuesto en Resolución ICAC

Salvador 13

b) Método alternativo

Salvador 14

Como podemos comprobar, la no consideración el IVA que grava estas operaciones supone determinar erróneamente el verdadero plazo de pago a proveedores que está cumpliendo la empresa, pudiendo parecer que está dando un mejor cumplimiento que el realmente aplicado.

En consecuencia, la determinación correcta del período medio de pago ha de realizarse considerando los pagos efectuados, a partir de los saldos de iniciales y finales de acreedores comerciales y las compras IVA incluido, y no a partir del importe total de las compras que refleja la cuenta de pérdidas y ganancias del período analizado.


[1] Estas medidas deberían ser adoptadas por los Estados miembros como muy tarde el 8 de agosto de 2002 (artículo 6.1 de la mencionada Directiva)

[2] El artículo 4 de esta Ley establecía los plazos de pago que debían cumplir los deudores:

-   60 días después de la fecha de recepción de las mercancías o la prestación de los servicios, no pudiendo ser ampliado el plazo por acuerdo de las partes, siendo nula cualquier cláusula que suponga una ampliación de este plazo

-   Para los productos de alimentación frescos o perecederos: 30 días desde la fecha de entrega de la mercancía.

-   Las Administraciones deberán abonar dentro de los 30 días siguientes a la expedición de las certificaciones de obra o documento que acredite la realización del contrato.

 

2 Comentarios | Leído 1780 veces

Tu puedes enviar una respuesta, or trackback desde tu propio site.

2 Respuestas a “Consideraciones sobre la determinación del período medio de pago a proveedores, en línea con la obligación establecida por la Resolución del ICAC, de 29 de enero de 2016 (BOE 4 febrero 2016)”

  1. Liana dice:

    Gracias, un articulo muy útil y clarificador.

  2. César dice:

    Gracias, interesante artículo. Realmente lo del cálculo del periodo medio merece, a mi entender, artículos como éste e incluso con mayor profundidad. Desde luego lo de no considerar el IVA clama al cielo y luego lo de calcular la media entre el saldo inicial y final, si hay importantes diferencias entre ambos, también.

    Por otro lado, me gustaría leer algo sobre el cálculo del PMP según el método establecido para aquellas entidades que no formulen memoria abreviada. A mi entender también puede estar distorsionado al introducir el ratio de operaciones pendientes de pago, tanto en un sentido como en otro.

    En definitiva, creo que las entidades deberían formular alternativamente, si así lo consideran, el método que mejor y más fielmente calcule su PMP y reseñarlo en la memoria, con independencia de formular también el PMP según la normativa establecida.

Enviar Comentario

*